| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Primero de mayo sin secretario del Trabajo en Querétaro



Por: Staff Códice Informativo
José Luis Aguilera

Foto: Archivo

La renuncia, cese, separación temporal o como se le quiera llamar al caso José Luis Aguilera Rico, tras dejar la Secretaría del Trabajo estatal por un caso de presunta corrupción, ocurre en un momento por demás difícil en el entramado tripartita gobierno-patrón-obrero.

El por siempre polémico Aguilera Rico fue exhibido -una vez más- por el periódico Plaza de Armas a través de un audio prácticamente inaudible, en el que supuestamente el joven político incurre en actos fuera de la ley. Vamos, se le acusa de corrupción y hasta de secuestro en grado de tentativa.

Hasta hace una semana, Aguilera Rico venía tomando parte en las relaciones contractuales entre patrones y obreros y rumbo al desfile del Día del Trabajo -cuya organización recae en los trabajadores, no en el gobierno-, así como en la firma del Acuerdo por la Paz Laboral.

Ese documento, al cual en Queretaro ya se han sumado más de 120 mil trabajadores, se firmará el 1 de mayo y seguramente le quitará reflectores al desfile del Día del Trabajo, en otros tiempos muy concurridos y hoy venido a menos en la entidad queretana.

Sea quien fuere el encargado de despacho en la Secretaría del Trabajo, cuyo nombre dará a conocer el gobernador Francisco Domínguez Servién en los próximos días, tendrá una “bomba de tiempo” en las manos.

Por un lado, deberá tener el temple para regular y mantener en buenos términos las relaciones obrero-patronales en Querétaro, donde desde hace tiempo no estalla una huelga, pero por otro lado deberá sumar firmantes del Acuerdo por la Paz Laboral y conciliar el desarrollo del desfile de los trabajadores.

¿Ha llegado el fin político del exdiputado local y exregidor Aguilera Rico? Los que saben dicen que no. El joven político tiene todo el “colmillo” para darle vuelta al caso en que se vio embarrado esta semana y continuar su camino por el sector público. En su padre José Luis Aguilera Ortiz tiene el mejor ejemplo de ello.