| | www.codiceinformativo.com

MENU

»El muro fronterizo, el gran escollo para Donald Trump



Por: Staff Códice Informativo
Protesta en el Día de los Presidentes en Los Ángeles

Foto: EFE/ Eugene Garcia

El muro fronterizo, el estandarte que sirvió para impulsar la propuesta política de Donald Trump durante la campaña presidencial, ahora se ha vuelto un escollo del que podría salir no muy bien librado, y que lo ha llevado a buscar la declaratoria de emergencia nacional para hacerse de los recursos necesarios para la construcción del proyecto.

Ante la cercanía de los comicios intermedios, y la posibilidad de que se le escape un segundo periodo en el cargo, Donald Trump ha vuelto aún más agresivas sus estrategias para lograr el financiamiento que le permita concretar la valla fronteriza e impulsar de nueva cuenta su popularidad entre el electorado que le dio el triunfo.

La última arremetida comenzó en diciembre pasado cuando Trump pidió la friolera de 5 mil 700 millones de dólares para construir su muro, sin embargo, los demócratas se opusieron a destinar estos recursos. Sin un acuerdo, y con el empecinamiento del presidente, el problema desembocó en un cierre parcial de gobierno que se extendió por 35 días.

Ante las pocas posibilidades de obtener los recursos por esta vía el republicano optó por reabrir las operaciones de su gobierno para poder seguir negociando el financiamiento. El viernes pasado el Congreso llegó a un acuerdo, sin embargo, solo se otorgaron mil 350 millones de dólares de lo que pedía Trump.

Es por ello que Trump ha puesto sobre la mesa la necesidad de declarar una emergencia nacional, una figura que otorga al presidente de los Estados Unidos facultades especiales para hacer frente, con urgencia, a alguna amenaza para el país. Entre las posibilidades que ofrece la declaratoria, está el poder hacer uso de recursos sin la necesidad de que estos sean aprobados por el Congreso norteamericano.

Sin embargo, la estrategia de Donald Trump no está del todo asegurada, pues aún tendrá que ser aprobada por el Congreso, donde los pronósticos son reservados, ya que existe una reticencia natural por parte de los demócratas, pero, incluso, también de algunos republicanos, por el precedente que sentaría y las facultades que podría otorgarle a un presidente demócrata.

Algunos analistas consideran que la jugada del presidente, más allá de buscar concretar la construcción de muro, es un movimiento que busca afianzar su discurso político, pues demostraría que él ha hecho todo lo posible por cumplir con lo que prometió en campaña.

El éxito de las medidas que ha tomado solo podrá ser evaluado con el correr de los meses, cuando de nueva cuenta los estadounidenses se preparen para refrendar o descartar su continuidad al frente de esa nación.