| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Presupuesto federal 2019, un guiño a la estabilidad económica

El presupuesto federal ha pasado la primera aduana, la de los mercados, de manera relativamente exitosa, habrá que esperar si las disposiciones en su propuesta pasan con éxito la crítica social.



Por: Staff Códice Informativo
photo5539951648391145397

Las voces de desencanto en torno al presupuesto de Andrés Manuel para 2019, paradójicamente, no vienen de la iniciativa privada, ni de la banca o de los sectores antagónicos a las políticas de la “cuarta transformación”, sino del sector educativo, que con asombro se encontró con que la propuesta de egresos para el siguiente año contemplaba un recorte presupuestal para las universidades públicas del país, entre ellas la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Una de las principales preocupaciones respecto al presupuesto para el siguiente año para el sector privado era el nivel de endeudamiento que se podría presentar para dar cabal cumplimiento a los ambiciosos programas sociales que anunció López Obrador durante su campaña; sin embargo, la propuesta de Hacienda solo contempla 5 mil 814 billones de pesos, un crecimiento del 6.1 por ciento respecto a la cifra aprobada en 2018.

Para Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria y profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey, “es un paquete que va a dejar tranquilo a todo el mundo”, sobre todo a los mercados pues “trae un marco macro muy razonable”.

La mejor prueba de que no existe nerviosismo económico es que el lunes 17 de diciembre, 2 días después de la presentación de la propuesta presupuestal, López Obrador, en compañía de empresarios y sindicatos, dio a conocer un aumento al salario mínimo que, de entrada, es mayor al que se había dado en años anteriores, pues se pasó de 88.36 a 102.68 pesos.

En 2017 el aumento al salario mínimo fue de un 9.5 por ciento, al pasar de 73.04 pesos a 80.04, en 2018 fue de 10.4 por ciento al incrementar a 88.36 pesos; ahora, para 2019 el aumento será de 16.2 por ciento con respecto al año anterior

El aumento es significativo, pero prudente, tan es así que BBVA Bancomer consideró como acertada la decisión del alza salarial, sobre todo porque el salario mínimo en México, de acuerdo con el consorcio financiero, se había quedado rezagado frente al de otras naciones similares en Latinoamérica.

Sin duda, habrá perdedores y ganadores en la asignación de recursos; sin embargo, esta situación no es privativa de la administración entrante, pues históricamente, año con año, los ajustes presupuestales se ven traducidos en menores ingresos para ciertos sectores aunque, en contraparte, otros se verán beneficiados.

En el caso de las universidades, una menor partida es un llamado a que vuelvan más eficientes sus gastos, sobre todo porque la mayor parte de los recursos que se les asignan son destinados a nómina, pero, de manera contrastante, los profesores de asignatura son los que menos ganan.

El presupuesto federal ha pasado la primera aduana, la de los mercados, de manera relativamente exitosa, habrá que esperar si las disposiciones en su propuesta pasan con éxito la crítica social.