| | www.codiceinformativo.com

MENU

»La nueva tarifa en el transporte público



Por: Staff Códice Informativo
1_qrobus

Foto: Archivo

El aumento a la tarifa del transporte público en las zonas metropolitanas de Querétaro y San Juan del Río es sin duda un fuerte golpe a la economía de las familias, aunque se haya dado en plena temporada navideña, cuando los bolsillos están llenos y el uso del transporte quizás no es tan frecuente como en el resto del año.

Durante esta semana, autoridades del Instituto Queretano del Transporte (IQT) convocaron a rueda de prensa y anunciaron las nuevas tarifas: en la zona metropolitana de Querétaro El costo del pasaje pasará de 8 a 11 pesos y en la Jurisdicción de San Juan del Río pasará de 7.50 a 10 pesos, todo esto a partir del 26 de diciembre.

Las demandas ciudadanas, sin embargo, parecen ser las mismas de siempre: mejoras en el servicio de transporte, unidades dignas, rediseño de rutas, capacitación a operadores, entre otras. Pero la situación sigue sin señalar mejoría. Entonces, ¿qué justifica el aumento al costo del pasaje?

Un poco de historia:

El tema del transporte público ha sido objeto de jaloneos políticos y electorales, más que una oportunidad para satisfacer las necesidades de movilidad de los habitantes de la zona urbana de Querétaro.

Durante la etapa de campañas electorales, el transporte urbano fue uno de los ejes más importantes de quienes en su momento buscaron la gubernatura de Querétaro.

El priista José Calzada Rovirosa, ganador de la elección para la gubernatura durante el sexenio 2009-2015, utilizó el tema del transporte público como plataforma para apuntalar su imagen política. No obstante, durante su gestión solo se creó la marca RedQ, mientras que las unidades casi no se renovaron. La población se quedó esperando el cambio.

Su sucesor, el panista Francisco Domínguez Servién (2015-2021), inició su toma de protesta garantizando la “muerte” de RedQ y el surgimiento de un sistema de transporte integral, acorde a las necesidades de la población. Bajo esa premisa nació Qrobús, una empresa concentradora de los concesionarios del pasado y presuntamente centrada en la mejora de la movilidad.

Pero su sexenio comenzó con golpes duros en el referido tema del transporte público, a pesar de la entrada en funciones de los ejes estructurantes y el sistema de prepago.

En 2015 circuló un audio en el que supuestamente Domínguez Servién, aún candidato a gobernador, llamaba a “poner patas pa arriba” al gobierno saliente, a través de un paro de los transportistas. El hoy gobernador negó la versión y dijo que era un audio manipulado. Al final, el transporte fue utilizado con fines políticos.

Ya en su gestión como gobernador, Domínguez Servién ha enfrentado un paro de labores de los transportistas, afectando a miles de usuarios a quienes no les queda clara la situación real y deben conformarse con versiones a medias y aumentos reales a la tarifa del transporte.

En la mencionada rueda de prensa del 18 de diciembre hubo muy buenas preguntas, pero también hubo evasivas. Previo a la rueda de prensa en el IQT, los diputados locales aprobaron una reforma con la que el propio IQT podrá aumentar en cualquier momento la tarifa del transporte público, siempre y cuando lo respalde un estudio técnico.

De haber quedado la Ley de Movilidad para el Transporte del estado tal como estaba, es decir, de haberse mantenido el plazo de dos años para revisar tarifas, habría tocado hacerlo en vísperas de la elección para gobernador en 2021.

Lo cierto es que, tras el anuncio del IQT, el gobernador Francisco Domínguez mandó un mensaje de aliento en el sentido de que ciertos grupos poblacionales seguirían gozando de las tarifas preferenciales en el transporte público. Niñas, niños, estudiantes queretanos de todos los niveles, adultos mayores y personas con discapacidad, seguirán pagando cuatro pesos por el servicio.

No obstante, el usuario común, aquel que utiliza dos, tres y hasta cuatro veces al día el transporte público, es decir, el obrero, la madre de familia y el oficinista, deberán olvidar la felicidad navideña y de Año Nuevo en enero próximo cuando perciban el costo de su movilidad, cuyas nuevas tarifas tendrán, en ese momento, una semana de haberse aplicado.