| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Estabilidad económica, ¿el talón de Aquiles de López Obrador?

El discurso de justicia social de Andrés Manuel no compagina con los intereses empresariales, lo cual ya ha tenido sus consecuencias



Por: Staff Códice Informativo
López Obrador convoca a mexicanos a elaborar una

Foto: EFE

Para Andrés Manuel López Obrador los ámbitos social y político no serán un reto durante su próxima administración, el tabasqueño conoce bien estos aspectos y han sido dos de los principales pilares de su discurso en los últimos años.

Con promesas de justicia social ha sabido ganarse a la ciudadanía, mientras que su hábil manejo y desenvolvimiento en la política nacional le ha permitido salir avante de sus contrincantes y detractores, quienes han tenido que aceptar, en su momento, la derrota.

Sin embargo, esta misma situación es la que ha generado incertidumbre en el ámbito económico, aspecto que se perfila como el talón de Aquiles de la próxima administración, sobre todo porque el discurso de justicia social no compagina con los intereses empresariales, lo cual ya ha tenido sus consecuencias.

El primer embate ha sucedido con López Obrador como presidente electo, pues las consultas que ha impulsado durante el periodo de transición han puesto nerviosos a los mercados, y por ende a las inversiones, tanto nacionales como extranjeras.

Anunciar la cancelación del aeropuerto de Texcoco tuvo un impacto directo en la cotización del peso frente al dólar, pues la moneda nacional se depreció hasta llegar por encima de las 20 unidades por billete verde, una reacción netamente negativa y que puso en perspectiva si las decisiones que se tomarán en el futuro afectarán la proyección económica del país.

Un par de semanas después de la consulta, el anuncio por parte de la bancada de Morena de limitar y eliminar las comisiones que actualmente cobran las instituciones bancarias en el país, cimbró a la Bolsa Mexicana de Valores, pues las acciones de diversos bancos se desplomaron, generando pérdidas millonarias.

López Obrador tuvo que salir a calmar los ánimos descartando que se tuviera contemplado cambiar la dinámica de las reglas bancarias en los próximos 3 años, lo que supuso un alivio para las cotizaciones en la bolsa de valores.

Sin duda, muchas de las propuestas de AMLO y Morena no terminan de convencer al sector empresarial del país, y más que certeza, generan dudas, tal como destacó Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en días pasados: “López Obrador tiene un margen de maniobra impresionante en lo político, pero en lo económico hay restricciones reales”, pues no queda del todo claro de dónde saldrá el financiamiento de sus principales programas sociales. “Somos un país de renta media y todavía no hemos llegado a tener suficiente riqueza como para repartirla de manera demasiado generosa”, aseguró Molano.

Pese a esto, existen cuestiones positivas para la próxima administración: la continuidad de un acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, y la política de austeridad del nuevo gobierno, pudieran dar el impulso económico que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador necesita para afianzar su política económica, sin embargo, la duda permanece en el aire: ¿le alcanzará?