| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

»El proteccionismo estadounidense y la guerra comercial que se avecina

Una guerra comercial entre China y Estados Unidos podría estar cerca, con efectos de alto impacto para la economía global, pues podría presentarse una reconfiguración del orden mundial del comercio



Por: Staff Códice Informativo
Trumpi

Foto: Especial

En los últimos meses las políticas proteccionistas en el gobierno de Trump se han vuelto más agresivas, tomando decisiones unilaterales de imponer aranceles a productos que considera claves para su “seguridad nacional”.

Llama la atención que el país del libre mercado por antonomasia, comandado por un político que ha sido empresario toda su vida, ahora retome políticas y prácticas económicas que ha criticado toda su historia en otros países.

Las amenazas no han sido pocas, ni pequeñas; desde su arribo a la Casa Blanca, Donald Trump anunció que impondría aranceles a los autos de las compañías que no trasladarán su producción a los Estados Unidos, cosa que movió las piezas en el tablero de las inversiones en el sector automotriz.

Prueba de ello fue la cancelación de una planta de Ford en San Luis Potosí, la cual tenía contemplada una inversión de mil 600 millones de dólares; y aunque la compañía intentó disfrazar la decisión como un movimiento estratégico, al final, en el ámbito internacional se percibió como un triunfo a las amenazas de Trump.

Pero las medidas radicales no han parado allí, en enero de este año, el gobierno estadounidense anunció la aplicación de aranceles a lavadoras y paneles solares, afectado así a México, pues una gran cantidad de estos productos o piezas son exportados de nuestro país a los Estados Unidos.

Tan solo en días pasados Wansoo Kim, presidente de Samsung en Querétaro, reconoció que la planta productora de esta compañía en la entidad había registrado una disminución del 5% en sus ventas dentro del país norteamericano, lo cual atribuyó directamente al nuevo arancel a las lavadoras.

Finalmente, hace algunos días el gobierno estadounidense dio a conocer que se impondrían impuestos al acero y al aluminio, como una medida para prevenir la seguridad nacional, pues no contar con una industria nacional fuerte en estos rubros, pondría en desventaja al país comandado por Trump.

La medida no ha sido bien recibida entre los países que se verían más afectados, como China, México o la Unión Europea, e incluso hay quienes han anunciado, como China, tomar medidas similares en torno a las exportaciones norteamericanas, es decir, imponer aranceles a los productos norteamericanos.

Diversos analistas consideran que una guerra comercial entre las dos naciones podría estar cerca, con efectos de alto impacto para la economía global, pues podría presentarse una reconfiguración del orden mundial del comercio.

No solo porque algunos de los países que están siendo afectados por las políticas estadounidenses son potencias económicas, sino porque, también, son potencias militares.