| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

»Querétaro registró en primer trimestre la tasa de desocupación más baja en 10 años

Esa es la buena noticia. La mala fue que con ese porcentaje se ubicó como la novena entidad a nivel nacional con la tasa de desocupación más alta



Por: Staff Códice Informativo
Fabrica 1

Foto: Archivo

El estado de Querétaro se ha anotado un punto a favor. En el primer trimestre del 2017, la tasa de desocupación en la entidad fue de 3.8 por ciento. Ese es el nivel más bajo para dicho periodo desde hace diez años.

Esa es la buena noticia. La mala fue que con ese porcentaje se ubicó como la novena entidad a nivel nacional con la tasa de desocupación más alta.

Por un lado, tenemos que en los primeros meses de 2017 se han generado más de 27 mil empleos formales, lo que significa una cifra récord; pero por otro lado, el INEGI nos dice que en el primer trimestre Querétaro estuvo entre las 10 entidades con la tasa de desocupación más alta.

¿Esto cómo se explica?

Bueno, pues resulta que la entidad queretana tiene una muy alta demanda de empleos, por varios factores, entre ellos su atractivo económico. Y aunque se han creado miles de plazas, todavía hay gente que está en búsqueda de un trabajo.

Ahora, de las personas que sí tuvieron empleo se presentó un ligero aumento en aquellas que laboran en la informalidad en los primeros tres meses del 2017; y que carecen de las garantías laborales elementales, como seguridad social, aguinaldo y otras prestaciones.

La tasa de informalidad laboral pasó de 44.7 a 45.5 por ciento entre el primer trimestre de 2016 y el mismo lapso de 2017, reportó el INEGI.

Y ese es un rubro a trabajar en el sector privado.

Empleo por sectores

Todo indica que el efecto Trump no repercutió en la entidad queretana en la generación de empleos en el sector industrial en los primeros tres meses del año. Al contrario, hubo más contrataciones, en relación con el mismo lapso de 2016.

El sector sector secundario ( que incluye la producción industrial y la construcción) concentró al 36 por ciento de los ocupados, 1.9 puntos porcentuales más que en el primer trimestre del 2016, según lo reportó la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, publicada por el INEGI.

Sin embargo, el sector que acapara la mayor cantidad de empleos es el de los servicios y comercio, con 58.4 por ciento de los ocupados.

Finalmente, el sector primario concentró sólo el 5.5 por ciento de las personas ocupadas en el periodo enero-marzo de 2017.

Con estas cifras se nota el perfil de la economía queretana: su fuerza está en los servicios, comercio y la industria, más que la agricultura o ganadería.

Al interior del sector secundario llama la atención que en este primer trimestre de 2017 disminuyó la participación de la industria manufacturera en la generación de empleos, al pasar de 68 a 64.8 por ciento. Hay que recordar que en enero pasado ese ramo tuvo un crecimiento de 2.2 por ciento en términos desestacionalizados; y que enfrentó un 2016 complicado, con cinco meses con números negativos.

En tanto, la industria de la construcción tuvo un buen primer trimestre al aumentar su participación en la generación de empleos. Prácticamente 3 de cada 10 empleos en el sector secundario corresponden a la construcción

En el sector terciario bajó la generación de empleos en el comercio, pero aumentó en los servicios.

Micronegocios, los que más contratan

Un dato relevante es que los micronegocios son los que concentran el mayor porcentaje de personas ocupadas. En el primer trimestre de 2017, el 44.8% de la población con trabajo estaba en ese rubro, 16.4% en pequeños establecimientos; 12.4% labora en medianos establecimientos y 15.3 por ciento en grandes establecimientos.

Y fueron precisamente los micronegocios los que en el primer trimestre de 2017 lograron aumentar su participación de empleados respecto al mismo periodo de 2016, mientras que las pequeñas, medianas y grandes empresas tuvieron una disminución.

Con estos datos, queda muy claro la ruta a seguir: impulsar la generación de más microempresas, con programas de financiamiento y menor tramitología, a fin de que este sector siga dando más empleos a la economía queretana, y que estos no se vayan al sector informal.

Y por supuesto, continuar con la atracción de empresas pequeñas, medianas y grandes, como se ha venido haciendo.