| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

»Los dos resultados de la Fiscalía de Querétaro

El desmantelamiento de una banda de ladrones de hidrocarburos en la que estaban involucrados policías y la detención de funcionarios municipales por la agresión a un manifestante son dos de los resultados que en cuestión de días entregó la Fiscalía de Querétaro



Por: Staff Códice Informativo
Fiscalía General Estado

Foto: A. Nieto/Archivo

La Fiscalía General del Estado de Querétaro ha dado, en los últimos días, dos golpes contundentes que han pasado un tanto desapercibidos en la opinión pública de Querétaro. Ambos golpes suponen no solo el natural combate a la inseguridad intrínseco a la labor de una Fiscalía, sino que también se constituyen como acciones en contra de la corrupción.

El primero se registró la semana pasada, cuando la Fiscalía anunció la desarticulación de una banda de ladrones de hidrocarburos en los que estaban involucrados hasta cinco policías de los tres órdenes de gobierno. Las investigaciones que terminaron con la detención de estas personas se derivaron del homicidio del jefe de la policía municipal de Pedro Escobedo meses atrás.

El segundo se constituyó entre el domingo y lunes pasados. La Fiscalía detuvo, primero, a tres personas involucradas con la agresión contra el comerciante Arturo Rueda mientras realizaba un acto de manifestación contra la obra del municipio de Querétaro en Ezequiel Montes. Uno de ellos, el autor intelectual, es funcionario público municipal. Después se informó sobre una cuarta detención, y aunque no se dijo la identidad de la persona, se sabe que es el director de Inspección Municipal (que había sido alejado de su cargo durante la mañana), quien también sería autor intelectual.

Este segundo golpe fue informado, en la cuarta detención, por la Secretaría de Gobierno del estado, que emitió un mensaje político contundente: nadie está por encima de la ley.

Aunque se habló en la semana sobre la posibilidad de que la Fiscalía solapara el actuar de los funcionarios municipales, el resultado de sus investigaciones disipó las dudas y ahora un funcionario de alto nivel se encuentra recluido en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de San José el Alto mientras avanzan las investigaciones en su contra.

El trajín de la noticia ha provocado que, aunque se haya generado una amplia cobertura a ambos hechos, no se haya reflexionado sobre los últimos dos anuncios de la Fiscalía de Querétaro.

Investigar actos que violenten la ley para llevar a los responsables ante la justicia es precisamente el trabajo de una Fiscalía, por lo que no se puede aplaudirle por dar los resultados que le son obligatorios, pero sí es importante señalar que este cumplimiento se está realizando, sobre todo en un contexto local y nacional en el que la impunidad está a la orden del día.

En días pasados, una serie de asesinatos cimbraron la tranquilidad de los queretanos, sobre todo por la cercanía en el tiempo que hubo entre estos hechos, y lo cual generó debate y discusión sobre las condiciones de seguridad que subsisten actualmente en Querétaro.

Son muchos los factores que se deben de conjuntar para una política pública seria contra la inseguridad, pero uno de ellos sin duda es el combate a la impunidad. Las últimas acciones de la Fiscalía de Querétaro muestran un buen esfuerzo para hacer justicia en casos complejos por el involucramiento de funcionarios públicos, y esto es importante reconocerlo.

La inseguridad creció de manera casi exponencial durante la administración de José Calzada Rovirosa, y la promesa de revertir esta situación fue sin duda esencial para el triunfo electoral de Francisco Domínguez en el 2015. El tiempo dirá si la promesa fue cumplida, pero por lo pronto, la Fiscalía, que por cierto pasó a ser independiente en el arranque de la actual administración, ya da algunas muestras de resultados.